NO VOY AL CONCIERTO DE LOS EXPLOSIVOS

Sabu Avilés, guitarrista del grupo mejicano Los Explosivos, está acusado de haberle dado una brutal paliza a su mujer en septiembre de 2016. Tiene varias denuncias por violencia machista. Los Explosivos tocan este viernes en Donostia.

 

Descubrí a Los Explosivos hace 7 años. Los ví en el festival Go Sinner Go de Toledo en verano de 2011. Hacía un calor sofocante. Sudábamos como pringosos pollos asados en un local castizo y el peludo trío mejicano decidió que la mejor manera de combatir la canícula era tocar desnudos. Fue muy divertido. El garaje-punk no tiene mucho misterio: puede llegar a ser aburrido después de oír los mismos acordes una y otra vez. Sin embargo, Los Explosivos supieron sacarle partido a un género encorsetado. Supieron ganarse al público. Fue el único concierto que recuerdo con nitidez de aquella edición.

Ese verano, en un viaje que hice a Lisboa, encontré de chiripa la tienda del sello Groovie Records. No sé si sigue en el mismo lugar, ni siquiera tengo constancia de que siga existiendo. Había que entrar a un portal y subir unas escaleras. En aquel apartamento improvisado de rock and roll encontrabas auténticas joyas. Entre los singles, vi el “Hey Monstro!!!” de Los Explosivos, que lo editaba precisamente Groovie Records. Como no tenía mucho dinero y aún me duraba el subidón de su actuación del Go Sinner Go, me lo compré. Fue lo único que me llevé. Ahí lo tengo, acumulando polvo en una de mis estanterías de singles.

Hace poco me he enterado de que tocan este viernes 23 en Donostia junto con los iruneses Los Secos. Lo tenía subrayado en fosforito en mi agenda. Empecé a fantasear con la idea de repetir los felices y sudorosos momentos de Toledo. Pensé que, aunque estemos pasando un invierno atroz, igual les iba a dar por salir en pelotas y que sería guay que todo se desmadrase un poco -solo un poco, que es Tabakalera- y también que me conformaba con pasármelo la mitad de la mitad de bien que en 2011.

Anoche leí un post en Facebook y he cambiado radicalmente de opinión. Un conocido coleccionista y dj de la escena sixties demostró toneladas de humanidad y coraje al enfrentarse verbalmente con un miembro de Los Explosivos en la sala Fun House de Madrid. Tenía toda la razón del mundo. Fue un valiente.

Entré en Google, comprobé la información y he decidido que no voy a ir.

Ni de coña.

Sabu Avilés, guitarrista de Los Explosivos, está acusado de haberle dado una paliza a su mujer Ximena Gama en septiembre de 2016. La modelo y diseñadora mejicana publicó una serie de fotografías en su cuenta de Facebook donde se puede apreciar claramente la brutal agresión a la que fue sometida durante “cinco horas”. Las fotos son espeluznantes: nariz fracturada, esguince cervical, contusiones por todo el cuerpo… La pudo haber matado. A raíz de este caso, Avilés fue expulsado de Los Infierno, otra banda de garaje-punk en la que militaba, y más mujeres que habían sufrido su violencia machista se animaron a denunciar al músico. Ximena no había sido “un caso aislado”, no había sido la primera.

El pasado 29 de julio, Ximena escribió un comunicado en el que, sin negar los hechos violentos, afirmaba que era un “tema superado” por su familia. “Cualquier persona que en estos momentos quiera boicotear los proyectos de el padre de mis dos niñas está boicoteando el futuro y estabilidad de mis pequeñas”, dijo.

Sabu Avilés no ha sido nunca juzgado por un tribunal. Sigue tocando con Los Explosivos por todo el mundo. Como si nada hubiera ocurrido. Peor aún: como si hubiera sido una macabra farsa orquestada en su contra, que es lo que dijo en las redes sociales.

Jon Pagola
jonpagolaperiodista@hotmail.com

Periodista, creo que cultural y musical. Y de lo que surja.

No hay comentarios

Publica un comentario