por Alberto Rincón García
Plumilla ibérica con emulsión de hierbas y su jugo. Foto: Alberto Rincón
Conéctate con Donostitik:
Facebook / Twitter / Instagram

Jantajan es un blog de Donostitik.com

13 Feb.18

Hace tiempo que tenía en mi lista de lugares para visitar el Restaurante Rita que Ismael Iglesias abrió hace medio añito en el barrio de Egia. Y no recuerdo cómo entró en ella porque los motivos pueden ser varios: platos apetitosos en redes, recomendaciones de blogueros con criterio (no de esos que recomiendan lo que les llena la cartera), boca a boca de cocineros y cocinillas… El caso es que la suerte ya estaba echada y aproveché a elegir un menú más que apetecible y celebrar mi cumpleaños ya de paso.

Leyendo sobre Ismael Iglesias vemos que responde a una historia de esas que en Operación Triunfo convencería al jurado más reticente. Y es que dejar la seguridad del trabajo que te da de comer y perseguir así tu sueño (dando de comer a los demás), resulta admirable. Y eso es lo que hizo Ismael, agarrando las maletas en Toledo para soltarlas en Donosti en la escuela de Luis Irizar. Mal no le fue, porque años más tarde acabó encargándose de la cocina del Kata 4 (que ahora maneja Abel Ibarra con sus toques peruanos).

Nada más entrar en el local ya vemos una decoración cuidada, donde tienes un bar con su barra que da paso al restaurante. Aquí puedes elegir diferentes ambientes según te guste algo más o menos informal.

Al pasar al comedor nos encontramos con el carnicero de mi madre. Ya jubilado se dedica a disfrutar de la vida, y nos cuenta que el dueño de otro restaurante le ha recomendado este sitio. La cosa pinta bien. Y empezamos con el menú, que consta de 5 platos y postre:

Croqueta fluida de tataki de atún con emulsión de mar y katsuobushi. Foto: Alberto Rincón

De primero una “croqueta fluida de tataki de atún con emulsión de mar y katsuobushi”, lo que viene a ser una croqueta de atún pero en plan trabajado. La textura fluida del interior pegaba perfectamente con el rebozado y la potencia que le daba la emulsión. Podías distinguir todos los sabores por separado y a la vez se integraban armoniosamente.

Crema de potxas de Navarra con yema de huevo de caserío y velo de papada ibérica. Foto: Alberto Rincón

Después de este entrante venía una “crema de potxas de Navarra con yema de huevo de caserío y velo de papada ibérica”. Aquí cada ingrediente estaba en su punto y la papada aportaba grasa a las potxas con acierto y la yema le daba el toque untuoso adicional.

Arroz marinero con almejas y mejillones. Foto: Alberto Rincón

A continuación un “arroz marinero con almejas y mejillones” técnicamente bien ejecutado, en su punto. Con el sabor a mar aportado por el verde casi fluorescente de algún tipo de alga, pero sin más secreto que ese.

Atún con crema de cebolla asada, hinojo y eneldo. Foto: Alberto Rincón

Ahora que ya hemos calentado pasamos al “pescado de lonja con crema de cebolla asada, hinojo y eneldo”, con la suerte de que el pescado del día era un atún espectacular en el que vimos claramente que Ismael se esmera por conseguir un producto de calidad. Se deshace en la boca de puro jugoso gracias a su punto de cocción. Aún me acuerdo de cómo hace años el atún se servía como las suelas de los zapatos que se comía Chaplin en “La Quimera del Oro”.
Paramos con un sorbete de esparrago verde que me podía haber ahorrado, y eso que el esparrago me suele gusta en todos sus colores y formas.

Plumilla ibérica con emulsión de hierbas y su jugo. Foto: Alberto Rincón

Y como este menú parece de una boda, además de pescado tenemos plato de carne. “Plumilla ibérica con emulsión de hierbas y su jugo” que imagino que estaba cocinada a baja temperatura porque que prácticamente se deshacía en la boca. Venía acompañada de una mostaza verde que le aportaba un buen contrapunto a este corte tan graso.

Torrija caramelizada con helado de vainilla. Foto: Alberto Rincón

Terminamos con una torrija caramelizada con un helado de vainilla. Si bien estaba buena, algo le faltaba para estar buenísima.
Resumiendo, salí encantado de este restaurante y por eso os lo doy a conocer en JantaJan. En la cocina de Ismael se aprecia el entusiasmo y el producto de calidad. Lo cual se traduce en una experiencia que, junto al buen servicio y un local con gusto, no puedo más que recomendar.

RESTAURANTE RITA:
-¿Pero dónde está? Paseo Duque de Mandas 6-8 (Barrio de Egia, Donostia)
-¿Quién cocina? Ismael Iglesias
-¿Tiene menú? Sí, por 23,50€. Y lo publican semanalmente en su facebook
-¿Y la web es?: www.restauranterita.com


22 Dic.17

Navidad, Navidad, dulce Navidad. Este mantra en forma de villancico ya nos anuncia lo azucarado de esta época. Imagino que será por el atracón de turrones, polvorones, chocolates, pasteles y roscos, por el que la Navidad, más que una celebración cristiana, parece una oda al pecado de la gula. En definitiva, un sinfín de pantagruélicas […]


Foto: Santiago Farizano
30 Nov.17

Se le conoce popularmente por vermú, aunque también le llaman, según quién, vermut, vermouth, wermut… Es decir, que tiene más alias que el fugitivo más buscado por el FBI. Pero todo viene a ser lo mismo, un vino blanco macerado con ajenjo y otras sustancias botánicas, generalmente de carácter amargo. Después de la fiebre del […]


Foto: Alberto Rincón
13 Nov.17

Jiro Taniguchi será para la mayoría de vosotros un gran desconocido y es normal, para mí también lo sería si no fuera porque tenemos un par de cosas en común. La primera es que soy un amante de la gastronomía y del buen comer y esto se traduce en que, si quitamos los recuerdos familiares […]